Melinda Haynes dijo:

"Forget all the rules. Forget about being published. Write for yourself and celebrate writing".


Seguiré el consejo de Melinda Haynes.

23 de enero de 2010

9

CAPÍTULO QUINCE. Comenzando a amar de verdad.

-No. Eso no es cierto. Isabela está muy bien, como una niña normal, como debe ser.
-No, Regina. Está empeorando –Pablo se cubrió la cara con una mano. Me acerqué a él para consolarlo.
-Pero se va a reponer, Pablo, en serio.
-¿Ah, sí? ¿Y cómo lo sabes? Esto no es un ningún juego, ¿comprendes?
-Por supuesto que entiendo, no me lo estoy tomando a broma. Pero debes tener fe, confiar en que sucederá.
-Eso no me sirve para nada –se miraba totalmente angustiado-. ¡Para nada! No fue necesaria la quimioterapia, y eso significaba algo bueno porque no era tan grave como puede llegar a ser. Pero ahora la radioterapia deja de funcionar. Quizás inicie nuevos tratamientos, pero… no lo sé. Ahora está en su cama con fiebre y, por si no te habías dado cuenta, está muy delgada.
-Pero quizás con los nuevos tratamientos mejore. Investigué sobre eso… -Pablo me observó-. Quería conocer más. Y leí que las probabilidades que niños con linfoma no Hodgkin se curen son muy altas. Pueden pasar cinco años, algo así como “supervivencia de cinco años o más”, sin tener el cáncer.
-¿O sea que Isabela puede mejorar pero empeorar cuando tenga catorce? –estaba metiendo la pata. Pablo se había estresado más.
-No… no sé, no lo creo. No me hagas caso, yo no soy ningún doctor. Pero a lo que quiero llegar es que tienes que ser paciente. Tenemos que, porque la salud de Isabela es muy importante para mí también.
-No puedo ni intentarlo. Trato de entender todo ese relajo de linfomas, pero simplemente no me entra. Hay tantos casos…
-Isabela no va a morir, ¿de acuerdo, Pablo? –lo lancé así de la nada. No sabía qué más decir aparte de eso-. Uno muere después de una larga vida, como mi abuelita. Isabela tendrá una vida larguísima. Tendrá hijos, quizás hasta gemelos. Va a tener nietos, tú los conocerás. Luego tal vez ella conozca hasta a sus bisnietos.
-¿Segura? –Pablo parecía un niño al que le estaban diciendo que su perro nunca regresaría, pero que había esperanzas.
-Estoy muy segura.

Nos quedamos en silencio un momento y luego Pablo me dijo que se entraría a la casa. Ya estaba en la puerta cuando se volteó y susurró:

-Gracias.
-No te preocupes. Descansa, y avísame cuando Isabela se sienta mejor para que la pueda visitar.



Iba a estar mejor, ¿no es así? Sí, yo estaba en lo correcto… Isabela se curaría por completo y luego todo volvería a ser normal. O si no… No, no, no. Eso no era una opción. ¡Isabela apenas tenía nueve años! Eso me recordó que pronto tendría diez. Su cumpleaños era en pocas semanas, el 27 de julio. Le prepararía algo especial…

También recordé que ese fin de semana lo pasaría en el puerto. O tal vez no, no estaba segura de si Pablo iba a asistir de todos modos. Y yo sin él no iba, no porque me doliera no estar junto a él (lo que también era cierto) pero porque fue él quien me invitó a mí y a mis amigas, y no me sentiría para nada incluida estando sola con Daniela y Bea.

De todas formas me puse a arreglar mi maleta, aunque faltaran un par de días era lo único que tenía por hacer. Además, tenía que ser una ropa muy bonita… Iba a pasar tres días con Pablo.
Cogí unos shorts, un pantalón corto, dos blusas, una camiseta y tres vestiditos; luego dos bikinis, uno a rayas celeste con blanco y otro rojo, después también incluí un tankini floreado blanco con fuscia y verde. Más tarde fue el turno de los zapatos: dos flip flops y unas crocs amarillas. Me alejé y miré la maleta. Era enorme, como si me fuera a ir una semana entera. Decidí apachar un poco la ropa para que no se viera tanta y no parecer una chica de esas que se llevan el clóset encima cuando viajan. Luego recordé que no había metido el pijama, por lo que me preocupé. “Bueno, tendré que dormir con shorts”… mentira podrida; cogí unos pantalones flojos de una gaveta.

Marqué el número de Bea y nos pusimos a hablar sobre una nueva película en la cartelera. Después la conversación se pasó a la playa.
-No sé si vamos a ir de todas formas, Bea.
-¿Cómo dices? Ya hice mi maleta, y te juro que me costó hacerla.
-Pablo no está muy de ánimos, ¿sabes?
-¿Y eso qué? Que tus planes de pasar el fin de semana enterito con él románticamente en la playa se hayan arruinado, bueno, no es mi problema –Bea me mareó con esta larguísima explicación suya.
-No es por eso, torpe –reí -. Pero fue él quien nos invitó. ¿No te sentirás algo fuera de lugar si vamos sólo nosotras tres?
-Sí, tienes razón… ¿Pero qué le pasa que “no tiene ánimos”? Ay, como que tu chico tiene problemas de bipolaridad.
-No hables si no sabes –le contradije-. Es… Isabela. ¡Pero te callas! ¿Me oyes? No vas a decir ni una palabra.
-Oh, ¿es Isa? No digas más, ya imagino que será. Está bien si no vamos, en ese caso. Pero…
-¿Pero…?
-¿Lo convencerías por mí? ¡Por favor! No sabes lo que me costó arreglar mi ropa. ¡Por favor!
-Claro, haré lo que pueda –le aseguré.
-No te preocupes si son necesarios algunos besos, lo que sea por ir…
-¿Qué? ¡Tú sí estás loca! –me carcajeé. No esperé que me dijera adiós y le colgué. Bea y sus inventos…



Ding, dong. Ding. Dong. Ding, dong, ding, dong.

“Creo que ya toqué lo suficiente”. Ya me volteaba para regresar a mi casa cuando la madre de Pablo salió a la puerta.

-Hola, Regina –tenía una mirada pasiva, aunque quizás ya había repasado mucho para que se viera así-. ¿Cómo estás?
-Muy bien, gracias. ¿Usted?
-Bien, igual –sonrió. Ahora sabía de quién habían heredado esos chicos esa hermosa sonrisa-. ¿Buscas a Pablo?
-Sí… y no. Lo busco a él pero también a Isabela.
-Creo que Isi está durmiendo, pero puedes subir al cuarto de Pablo. Luego revisa si aún está despierta.
-Muchas gracias –le dediqué también una de mis más grandes sonrisas y pasé a la casa. Ya la conocía, por lo que no necesité de ayuda.
-Por cierto, Regina –me detuvo la madre a medio camino de las escaleras-. ¿Cómo está tu tía?
-Se encuentra perfectamente. ¿Quiere que le mande sus saludos?
-Me encantaría. ¿Y el doctor Solares?

¿Y yo como lo iba a saber?

-Pues… bien, supongo –de acuerdo, yo sí sabía como estaba el doctor. Él y mi tía se frecuentaban cada vez más. Lo que no sabía era que eso no era un secreto para nadie.
-Mándale también nuestros saludos –me pidió la joven señora que tenía frente a mí.
-De acuerdo.

Ahora ya había llegado a mi destino. Toqué dos veces la puerta y, como nadie respondió, entré a la habitación. Pablo estaba sentado frente a su escritorio y apoyado en él. Tenía sus audífonos puestos y su amada cámara en una de sus manos. Dormía, o al menos eso parecía.

Ya estaba a punto de salir del cuarto cuando él despertó. Se sacudió la cabeza y puso fuera los audífonos, y casi se le cae su hija pero la detuvo.

-Regina, hola, no sabía que estabas aquí.
-Acabo de llegar, lo juro, y ya me iba pero te despertaste –me disculpé.
-¿En serio me dormí? Wow, lo siento.
-Para nada, no te disculpes. Sigue así, si quieres –rió y yo con él.
-No, estoy mejor así –volvió a sacudir su cabeza y me miró-: siéntate, ven.

Me senté en su cama y continuó observándome.

-¿Por qué me miras?
-No sé. Sólo te miro –quedamos unos pocos segundos callados y continuó-: entonces, ¿estás lista?
-¿Lista?
-¡Para el viernes! No me digas que olvidaste lo del puerto –fingió estar ofendido.
-Pero, ¿tú quieres ir? No sé, creí que te sentirías desganado.
-Sí, es cierto, pero no me hace ningún bien pasarme llorando –bajó la cabeza-. Además, Regina, no sabes cuánto he esperado esto. ¡De veras no sabes cuánto!

Me sonrojé sin poder evitarlo.

-De acuerdo, entonces sí iremos –sonreí-. ¡Tú tampoco sabes lo emocionada que estoy! Ya tengo hecha mi maleta.
-Hm, tienes razón… una maleta –se levantó y se dirigió a su armario. Sacó una pequeña valija y la puso sobre su cama.
-¿Eso es tu maleta? –me sorprendí.
-Sí, creo que hasta sobrará espacio –dudó.
-¡Debes estar bromeando! Entonces lo mío parecerá lo de un año.
-Pues vacíala. No necesitas tanta variedad en ropa y accesorios para verte bonita. Con una misma blusa todos los días te verías bien.
-¿En serio lo crees?
-De verdad –luego fingió desenfado y dijo-: te complicas mucho la existencia arreglándote tanto. Que si los zapatos, que si los aretes, que cuántas pulseras, que si esta bufanda ya la usé más de dos veces… No te he visto con ropa idéntica desde que te conozco. No porque no hayas repetido, sino porque siempre haces diferentes combinaciones.
-Eso no es cierto, claro que ya me he vestido igual. Es que eres hombre y los hombres nunca notan nada.
-Quizás es por eso. Y quizás es porque eres mujer y las mujeres se matan tratando de verse bien cuando no necesitan más de la mitad que usan.
-Si fueras mujer no pensarías así.
-Sí, tal vez… Menos mal no lo soy –se quedó pensativo-. Cambiemos de tema, ya me aburrí. ¿Te gusta el café?
-No mucho, pero sí de todas formas. Me gusta salir a relajarme y tomar un capuchino o algo por el estilo. ¿A ti?
-Sí, me encanta. ¿Vamos hoy al centro comercial? Está el & Café, nos podemos tomar algo, si quieres. Yo invito, así te ahorras lo de tu próximo día de compras –guiñó su ojo derecho.
-De acuerdo –sonreí-. Le avisaré a mi tía. Y a mi madre, ya no recordaba que seguía aquí…
-Y para mientras, ¿qué quieres hacer? –y recordé el por qué de mi visita.
-Isabela –dije-. Me gustaría verla –Pablo cambió su cara por una más seria.
-Claro, veamos si está despierta –sonrió un poco.

Nos dirigimos al cuarto de Isabela y ahí estaba, pero seguía dormida. Estaba cubierta con una manta y se encontraba muy pálida.

-La fiebre le bajó un poco –me explicó en voz muy baja Pablo.
-Me alegro. Creo que tendrá que ser a otra hora mi visita… ¿Me avisarías para cuando ya se sienta mejor?
-Por supuesto. Pero por ahora mejor vámonos.

Salimos y quedamos que a las cinco de la tarde nos volveríamos a juntar para ir juntos por el café. Yo regresé a casa a pedirle permiso a mi madre y a mi tía.

-¿Con Pablo?
-Sí, lo viste hoy, ¿no recuerdas?
-Ah, cierto. Muy bien, puedes ir. Cuando regreses yo ya me habré ido, así que tendrás que despedirte de mí primero –me dijo mi madre.
-Por supuesto –le dejé un beso en el cachete.
-¿Y qué con este Pablo? –continuó, justo cuando ya me iba.
-¿Cómo que qué? –me extrañé.
-Me refiero a que si son mejores amigos o… no sé, por eso pregunto qué con Pablo.
-Mejor amigo… no, creo que no, es más… bueno, no sé.
-¡Vaya! Entonces te gusta.
-Es probable –admití. No era de las chicas que se avergonzaban de estas cosas, pero tampoco de las que contaban todo a sus madres.
-Parece un buen chico.
-Lo es –me miró. Claro, para mí todos los chicos habían sido “buenos” chicos-. Este sí, mamá.
-Entonces me alegro, linda –y parecía feliz de verdad.

Subí a cambiarme y ponerme algo más bonito. Luego recordé de lo que había hablado esa misma tarde, eso de sobre arreglarse. Pero no me quité la nueva combinación y sólo me reí. Pablo tenía que quererme exactamente como era yo, con todo y mis obsesiones por los arreglos.

Como todavía faltaba poco más de una hora para las cinco, decidí usar la computadora. Mariano me habló al instante por Messenger, diciendo que estaba muy feliz por lo sucedido y que lo sentía de nuevo por no haber venido. Luego le conté que iba a salir con Pablo y comenzó a molestarme. “No sabía que de verdad te gustaba”, me puso. “Ni yo”, le contesté.

Dieron las cinco y yo ya estaba lista. Pero no mi bolso ni mi maquillaje completo, por lo que estuve completamente arreglada a las cinco y cuarto. Me despedí de mi madre como prometí y también de mi tía. Salí al jardín y JellyYogurt casi me saltaba encima, pero logré esquivarlo. No sé por qué pero eso me recordó a mi abuelita Carmen… Tal vez porque estuve a punto de caer, justo como fue su accidente.

Fijé mi vista al frente y Pablo ya estaba ahí, con el carro negro de Julio estacionado a la par. Pero no había ningún Julio a la vista, sólo unas llaves jugueteando entre las manos del chico que estaba comenzando a amar de verdad.



_________________________
AQUÍ ESTÁ EL CAPÍTULOOOOOOOOOOOOO! POR DIOS tardé añotees en subirlo :S Pues lo siento demasiadisisisisisisisimo pero ya les expliqué todo lo que pasó :S
Ahora ya estoy renovada (H) Mejor, porque así como estaba saber ni qué hubiera escrito... en mi otro blog está la explicación de mi como enfermedad :P
Esperooo que el capítulo recompense la larga espera y no al revés :S Ojalá les guste muchísimo!! No sé ustedes pero yo lo siento corto -_- Sorry XD

NOTA IMPORTANTE: en el capítulo 13, dice que se van a ir al puerto un sábado. Pero no, se van a ir un viernes... cambiaría lo del sábado pero blogger no me deja -_- no puedo cambiar NADA de ese cap, por lo que mejor lo dejó así que si no se va a hacer un relajo... Pero que conste, así no se confunden!!

Nota dos: bueno, recuerden que no soy doctora :P y que pues no sé mucho de nada... entonces no sé, voy a ver cómo le hago para todo eso del linfoma :S que me compliqué a mares porque creo que todo está como confuso... ay arreglo lo que haga falta XDXD

Se van a la playaa se van a la playa! VAMOS A LA PLAYA A MI ME GUSTA BAILAR (8) EL RITMOO DE LA NOCHE, SOUNDS OF FIESTAA! wohoo

OTRA NOTAAAA! ahora creo que sí sólo publicaré una vez por semana, los fines de semana... :S Es por el tiempo que me roba el colee!! Peroo si tengo tiempo libre, lo aprovecho para escribir y publicar publicar publicar :D

Su apoyoo estas dos semanas fue... INCREÍBLE. Muchas gracias por todos los comments, por sus deseooos que me mejorara... por todoo!!!!!!!!!! Ya tengo 35 seguidores (: Y me alegroo decir que una mentee varoniil (:D) ya dioo su opinión :P y pues muchaas gracias diegoo! ohh ahorita que me acuerdooo un personajee para otra historia que existe en mi cabeza se llama así... ayer lo inventé o anteayer creo... bueno pues es Diego 2 entonces :D
A seguir comentando! ME ALIMENTOOO DE SUS COMMENTS MUAHAHA

PAAAZ Y AMOOOR Y MANDARINAS DE MI PARTE :P ohohoho


[NUEVOS BLOGS RECOMENDADOS Y UN PREMIOO PARA ALGUNAAS PERSONITAS (me hacen falta algunas :D) A LA PAR]

9 comentarios:

Marcy dijo...

OO eso esta super ya pasaste por mi historia se besaron haa y ps espero estes bn y pases po mi blog gracias pro el premio eh tqm y tu apoyo es muy bueno para mi bye

rochii dijo...

me encanto el cap!!
espero que a Isa no le
pase nada!!:S
publica pronto!!
beso

Izzie dijo...

que bueno que al fin publicaras :D
me encanto el final, amo a pablo!! :)
esperare con ansias el prox cap y no te preocupes, yo entiendo todo el ajetreo del cole :S

Geeraal! dijo...

Me encanto el cap!
Cm todos!
Qe lastima qe tengas qe subir solo los fines de semana ):
Bueno, aunqe yo tmb cuando voy al cole no puedo subir mucho...xD
Bueno, me voy!
Tk...♥
Besitoos!

Charlotte dijo...

Nena! Xfiiin publicaaaas! :D Ya me hacia falta tuu historiaaa! T_T..

Naaw t entiendooo.. El colee deja sin timee! A mi me pasa = apenas s la 2da semana de clases y tnmos mil cosas ke investigarr.. ¬¬..

Pasate x mi blog! xD

Publik n cuanto puedas! Bsos!

xoxo Charlotte!* ★ :)

Anónimo dijo...

AMO TU BLOG! con eso entenderas.. jaja espero!
Y cada dias podras dar mejores capitulos y eso es lo que me anima a leerte!! y hacerme tu seguidora a pesar de que no tenga blog xd..
Que mal que no puedas publicar solo los fines de semana:´(..
Bueno de pana que esperare tu publicacion.. este blog me hizo adicta a el jaja:)
Atte: Victoria<3

Geraldine dijo...

Holaaa !!!
me super encanto el capp
esta mui bueno
creo q si la espera valio la pena
hahaha
de verdad me encanta
pobre Isa q feo ojala se recupere pronto
omg amo a pablo es supr hermoxo
ia qiero q sea el capp del fin de semana
va a esatr suprr
pliss renueva lo mas pronto q puedas
BYe !!!

Karina dijo...

hay!!! x fin publicas!!!
jeje

es que me ENCANTA tu blog y todos los días entro para ver si ya publicaste....

que mal que solo podrás publicar los fines de semana pero nimodo...

Te entiendo completamente sobre la escuela... solo van 2 semanas del año y ya quieren ponernos a hacer mil trabajos :S

adios

(esperaré la proxima entrada con MUCHAS ansias)

atte: Karina

Silvia dijo...

ahiii que lindo... se estan enamorando... *.*... es cap esta super genial... xD... pobre isa... tan pequeña y pues sufriendo de esa manera sin haber empezado a vivir ña vida... :-(... espero el siguiente cap.. me encanta la historia... <3...
bye... xoxo... cuidate...