Melinda Haynes dijo:

"Forget all the rules. Forget about being published. Write for yourself and celebrate writing".


Seguiré el consejo de Melinda Haynes.

18 de abril de 2010

18

CAPÍTULO VEINTICINCO. Nada es seguro.

La presencia de Luisa comenzaba a molestarme. No dejaba en paz a Pablo. Literalmente. Lo perseguía a donde fuera que él se dirigiera. A ninguno de los dos nos agradaba eso. Asistía con nosotros al colegio, no para recibir clases, pues sólo estaba de visita, sino para no dejar de molestarnos. Lo miraba y ni siquiera intentaba disimular.

En cambio, Antonio, estaba dándome mi espacio, como dijo que haría hasta que Pablo y yo peleáramos o termináramos. Pero yo no dejaría que eso sucediera, así que podía esperar lo que quisiera.

Sin embargo, no todo eran problemas amorosos. Julio estaba a punto de pedirle a Marcela que fuera su novia. La llevaría a cenar a un delicado restaurante y luego le entregaría un ramo de amapolas, las flores favoritas de Marcela. Yo estaba muy feliz por ellos, al igual que los demás.

Fuera de lo amoroso, pésimas situaciones ocurrían. Isabela había tenido su primer ciclo de quimioterapia y comenzaba a perder el cabello. Dejó de ir al colegio y comenzó a recibir clases en casa. Aún en un momento tan difícil ella no dejaba de sonreír. Y no había tarde en que yo no la fuera a visitar.



-Muy buen discurso, señorita Vela –felicitó nuestra maestra de inglés a Marcela. Habló acerca de cómo la llegada de sus hermanitos gemelos le había cambiado la vida-. Señorita Orellana, su turno –y me levanté de mi sitio.
-Mi discurso será acerca de algo que me cambió la vida, también –expliqué en inglés y levanté mi cartel. Entonces ya no fue misterio el tema de mi speech, el que tanto quiso deducir Pablo pero no había podido. Le sonreí y continué:
“Hace ocho meses dejé la vida que llevaba en la ciudad para mudarme a Santa Cecilia. Al principio me negué rotundamente a hacerlo, pero debí obedecer a mi madre. Cuando llegué aquí pensé que era lo peor que me podría haber pasado en la vida. No conocía a nadie y no tenía intención de hacerlo. Llegó el primer día de clases. Noté cómo sólo había una sección por grado. ¡Me pareció tan diferente a mi anterior colegio! Dos amigas –dije mirando a Bea y Marce- se acercaron a saludarme, aunque no debieron haberlo hecho, pues no fui cortés y no merecía sus saludos. Me invitaron a juntarme con ellas y sus amigos. Pronto fuertes amistades comenzaron. Entre todos esos amigos y amigas conocí a alguien en especial. Su nombre es Isabela –y, de pronto, los ojos de Pablo se abrieron más y luego sonrió, sorprendido.
“La primera vez que conocí a Isabela me mostré fría e indiferente. Yo todavía no había dejado de renegar por haberme mudado repentinamente y me las desquitaba con quien se me pusiera enfrente –enrojecí-. Pero Isabela, o Isa, como le gusta que le llamen, no dejaba que mi mal humor la contagiara o alejara. Por el contrario, creo que eso fue lo que la acercó más a mí, tal vez para descubrir si yo en verdad no podía reír o jugar. Isa, además de muchos otros, me enseñó que tienes que sonreír siempre, a pesar que existan tantos problemas en la vida. También a descubrir las verdaderas amistades y aprender el valor familiar. A aceptar los sufrimientos y, en vez de alegar, amar. Ella me trataba como si fuera su hermana. Al hablar de Isa no puedo dejar de mencionar a su familia entera –con lo que observé a Pablo-, que me trataron de lo mejor. Me sentía tan llena de confianza que podía hablar de mis secretos y de los sentimientos que tanto había reprimido en el pasado, como lo relacionado a la muerte de mi padre. E Isa, su familia y mis otros amigos siempre me escucharon.
“Hablando de amigos… ¡Qué amigos los que he encontrado! Leales, verdaderos, divertidos. Tuvimos problemas un tiempo, es cierto –me referí a Santiago y la fiesta-, pero eso no destruyó nuestra amistad.
“Con el cambio de casa también uní mis lazos con mi tía Ana, cuñada de mi madre. Antes, cada vez que nos reuníamos yo no le prestaba atención, pero la mudanza corrigió el problema. Ahora, con la noticia de su boda, no podría estar más feliz por ella.
“Así, una dulce niña, amigos, alguno que otro amigo en especial –refiriéndome a mi novio-, mi tía… Todos me han hecho recapacitar en lo que va del año acerca de mi forma de vivir. Si antes pensaba que lo más importante era comprar ropa o ir al salón, ahora sé que estaba equivocada. E incluso esto me ha puesto en paz con mi madre y mi hermana, con la que nunca hablaba, pero ahora hasta le cuento mis secretos.
“Podría asegurar que este ha sido el mejor año de mi vida, aunque aún espero con ansias saber cómo terminará. Sea como sea, Santa Cecilia, con su colegio Arena Blanca, ha marcado mi vida, y la ha marcado de la mejor manera".

Regresé a mi asiento rodeada de las miradas de todos en el salón. Entonces Mariano comenzó a aplaudir sonoramente y en seguida se le unió Pablo, Marcela, Bea y los demás, incluso Luisa, que estaba de particular y sentada sin útiles ni libros a su alrededor. La maestra me felicitó, corrigió unos cuantos errores gramaticales que cometí y me dijo que me entregaría mi calificación en un momento.

Saqué 96 de cien puntos. Una buena nota, a comparación con las que había visto. Cuando la clase terminó y quedaron pendientes muchos otros para dar su discurso la maestra salió. Pablo se levantó, me abrazó y me dio un beso disimulado en mi mejilla izquierda.

-Qué bonito speech –congratuló.
-Jamás había confesado lo que siento delante de tantas personas.
-¿Significa que nada fue inventado?
-¡Cómo crees, tonto!
-¿Ni siquiera lo de “un amigo en especial”?
-Mucho menos eso –lo abracé fuertemente.

Salimos de la clase, pues era hora del almuerzo, y cambiamos de tema.

-Entonces, ¿cuándo se le declarará Julio a Marcela?
-Este sábado.
-¿Justo una fecha después de nuestra aniversario de dos meses? –me sorprendí.
-Le dije que no lo hiciera, que esa fecha y las más próximas eran sólo nuestras, pero no me hizo caso –rió Pablo-. Qué se le hará… La quiere muchísimo.
-Pues no se compara a cómo te quiero yo a ti –sonreí.
-Y eso tampoco se compara a cómo yo te adoro a ti.

Un segundo de silencio. Apreté mis labios, nerviosa.

-¿Qué pasa? ¿Qué hice?
-¿Tú? Tú nunca haces nada. Es que sólo pensaba…
-¡Dime! –pidió un impaciente chico.
-¿Qué pasará cuando regresé a la ciudad, Pablo?

Arrugó la frente y se puso serio.

-No lo sé –dijo después de unos minutos pensativos.
-No quiero dejarte.
-Entonces quédate. O me voy yo contigo.
-Mamá no me dejaría. Ya molesté mucho a mi tía… Un año entero con tu sobrina es suficiente. Y tú no puedes dejar a Isabela.
-¿Y quién dice que la dejaría? Nos la llevamos también.
-¡Pablo! Tus padres no lo permitirían.
-No les pediremos permiso, simplemente nos escaparemos –sonrió sospechosamente.
-En ese caso, yo no lo permitiría.
-Regina, no puedo estar sin ti –rogó.
-Yo tampoco sin ti. Es mejor que no pensemos en la despedida todavía. Septiembre está dando inicio, todavía me quedan tres meses completos y, si mamá me lo permite, me quedo también para diciembre.
-De acuerdo –renegó-. ¿Quieres que sean ya las vacaciones? –preguntó para distraernos a ambos.
-Por un lado sí, ya no aguanto tanto lío de colegio. Pero por el otro… Eso significaría sólo medio octubre y pocas semanas más para estar aquí. Te juro que prefiero recibir clases de continuo sin vacaciones y jamás irme de aquí.
-Es curioso, antes ansiabas más que nada alejarte.
-Sí, cuando no te conocía tanto, ni a Isa, ni a los demás. Incluso hablo por JellyYogurt –bromeé.
-Me dolerá demasiado no saber si te volveré a ver –ahora regresamos al tema de la despedida.
-Pablo, no es como que nunca me verás de nuevo. ¿Acaso crees que no te obligaré a que me visites?
-Bien, pero si prometes no escaparte para siempre de Santa Cecilia. Sé que es un poco aburrido pero… Oye, hay otra fiesta el sábado, por si quieres ve…
-Pero tú prométeme otra cosa –respondí a la petición que él dejó en el aire.
-¿Qué cosa es?
-Pase lo que pase, y me refiero a dentro de unos meses, haz lo que quieras, si quieres enamórate de otra, pero que no sea Luisa.

Pablo me observó sorprendido.

-No me enamoraré de otra. Mucho menos de Luisa.
-¿Me dices que si pasan años sin que podamos volver a estar juntos no habrá ninguna otra chica?
-No. Yo te esperaré.
-Vamos, Pablo. Nada es seguro.
-¿No me crees?
-No es que no te crea –lo tranquilicé-. Es que ya he oído decir eso muchas veces. La prima de mi madre fue novia durante muchos años de un militar. Ella le prometió esperarle por siempre, pero al cabo de unos seis años, conoció a otro joven, este era un abogado. No pasaron ni diez meses cuando se estaba celebrando la boda.
-Eso no sucederá conmigo. Tal vez el militar no era el alma gemela de tu tía… Tú eres a quien yo quiero, estoy seguro.
-Estás hablando en serio –me asombré.
-¡Por supuesto que sí! Es algo, mejor dicho, demasiado pronto para hablar sobre esperarse el uno al otro y casarse y luego vivir en una gran casa y todo eso, pero es la verdad. No creo que haya otra Regina como tú en este mundo.
-Ni yo me imagino a otro Pablo Abascal –le sonreí dulcemente-. Pero, imagínate: Luisa y tú fueron novios varios meses. Luego ella se mudó, tú me conociste y ahora nosotros estamos juntos.
-Con Luisa nada fue en serio, contigo lo es. Y, ¿si sucede lo contrario? De todas formas, si sucediera que tú te enamoras de otro chico en uno o dos años, yo no te lo impediré, pero tampoco dejaré que mi corazón te olvide –rió, intentando no hacerlo sonar tan cursi.
-¿Y por qué seré yo quien se enamoré de alguien más y no tú de otra chica? –pregunté risueña.
-Porque no me imagino a ningún hombre que no intente conquistarte –eso casi me hace desmayar-. Ya ves, tenemos de ejemplo a Antonio.
-Pero yo no le hago caso a Antonio ni a esos hombres imaginarios que dices.
-Tal vez eso pensabas de mí, y mira cómo estás ahora.
-Cierto, embobada por algunos cuentos de mi novio.
-No son cuentos –aseguró serio.
-De acuerdo, te creo. Pero detengámonos, que esto me hace sentir como si mañana viniera mi madre a recogerme. Quién sabe, quizá decida quedarse a vivir aquí con Sofía y conmigo. Aunque lo dudo, pues ha trabajado muy duro para que su clínica siempre esté abarrotada de clientes.
-Nada es seguro –repitió Pablo mis palabras.

Le apreté la mano fuertemente y, para cambiar el nostálgico tema, le pregunté acerca de esa fiesta del sábado que mencionó.



-¡Regina! ¡Regina! ¡REGINA!
-¿Marcela? Está bien, traigo audífonos, pero no es para que me desgarres el oído.
Escuchaba “Live like we’re dying”, de The Script, cuando recibí esos aterradores gritos.
-¡Adivina! ¡Vamos! ¡Adivina!
-¿Bea se compró un pez? –reí.
-No seas tonta –alegó-. Julio me pidió que salgamos el sábado. No tengo idea de a dónde iremos, imagino que un restaurante, pues es de noche y me dijo: “no cenes”. Bueno, está bien, estoy segura que es un restaurante.
-Restaurante o no, ¡es genial! –fingí sorpresa.
-¿Verdad? La emoción me mata. ¿Tú saldrás con Pablo este viernes? Ya sabes, por su segundo mes. Es genial que la fecha haya caído un viernes.
-Sí, vamos a salir, me imagino. Todavía no hemos hablado de eso, pero hoy apenas es martes por la mañana, y con lo del permiso no hay problema pues mi tía ama a Pablo y siempre deja que salga con él. El sábado iremos a una fiesta. Ahora, regresando a lo importante, dime, ¿cómo piensas vestirte para salir con Julio?
-Primero debes averiguar a dónde me llevará. No me digas si quieres, sí, la verdad es que mejor que no me digas, pero debo saber qué tan elegante o informal es.
-No creo que sea informal –opiné.
-De todas formas averígualo. Este viernes iremos Bea y Mari a dormir a tu casa y me prepararé para la cena el sábado entero. Y no te preocupes si vas a salir con Pablo, aunque no estés tú en tu casa ahí estaremos.
Eso me dejó en duda sobre si creer que había demasiada confianza entre nosotras o se aprovechaban que mi casa siempre estaba vacía. Preferí considerar correcta la primera opción y eso me hizo sonreír.
-De acuerdo, te invito este viernes a dormir a mi casa. Pues invitar a Bea y a Mari, ya que no lo habías mencionado. Si se te ofrece puedo pedir una banda, ¿te gusta Muse?
-¡Perfecto! Que sea concierto privado, por favor.

Reímos y continuamos conversando.



Ya en casa, ese martes no tenía tareas para el día siguiente, y como no me apetecía para nada adelantar los proyectos, salí a mascar unos chicles de fresa y a observar a JellyYogurt.

-Hola, linda –los relucientes dientes de Pablo que tanta envidia daban confesaba lo feliz que estaba.
-Hola, Papo –le dediqué una media sonrisa.

Salió de su jardín y entró al mío. Me entregó un sobre.

-¿Y esto?
-Un método para saber qué contiene es abriéndolo –se burló.
-Tu sarcasmo es encantador, tanto como tu última nota en biología –reí.
-¡Oye! Fue un sesenta y cinco, no había estudiado nada y era un tema difícil.
-De todos modos yo saqué noventa y tres –le saqué la lengua.
-Claro, eres una sabelotodo.
-¡Eso no es cierto! –lo empujé.
-Vamos, abre el sobre y dime qué te parece.

Seguí sus instrucciones y una pequeña tarjeta color morado estaba dentro, acompañada de una invitación.

-La invitación es el pase para la fiesta, acabo de comprársela a Luis. Ahora lee la tarjeta morada.

“Invitada a pasar el mejor viernes que hayas tenido en tu vida. El día entero, sólo nosotros, rodeados de maravillas. No estás obligada, acepto que el reto es algo contra lo que deberías hacer…”.

-¿Qué significa? –pregunté sin dar crédito a lo que leía.
-Este viernes. Tú y yo. Nos escapamos.
-¿A dónde? –una maliciosa sonrisa se formaba en mi rostro.
-Cinco palabras: Exposición de autos clásicos, amor.

Y no pude saber nada más, porque una no agradable compañía acaba de estacionarse frente a mi casa. Una no agradable compañía llamada Luisa.



_______________________
Tarán! Al fin el capítulo VEINTICINCO completooooo! Ya van VEINTICINCO caps gente, VEINITICINCO!!! ¿Un reto? Logremos más de veinticinco comentarios en esta entrada :D un simple "me gustó/no me gustó" BASTA, lo juro. Anónimo o como quieran, con tal de alimentar al bloog!!!

Perdón por haber tardado tanto en publicar, perdón de verdad. Pero ya está :S

*Cambioo en la historia*

Tía Ana se casará en mayo de 2011, de acuerdo? (: Ya no en octubre ni noviembre de este año, fui lo bastante tonta para hacer una boda tan apresurada. Así que falta para que se case, pero que se casará se casará!


Ayer fue el Día del LIBROOOO! Felicidades a todos los blogs-novelas que, aunque no sean libros textualmente hablando, son obras literarias y merecen un aplauso (:


Atención: creo CREO que habrán ciertos cambios en Luz Bajo las Sombras... Acerca del lugar donde vive Regina y quizás ponga descripciones más detalladas (sin perder la idea de las descripciones ya escritas). Pero, como aprendimos en este capítulo, "nada es seguro". Yo les cuentoo!


LOS AMO.
APM(:

18 comentarios:

Izzie dijo...

haha ya quiero saber lo que dira de pablo!
escribe pronto no me dejes con la duda! :P haha
te adoro<3!
tomate tu tiempo para escribir pero no tardes tanto :)! haha

albany dijo...

HolA! me encanto el cap aunqe muii corto!
Yo supuse qe swria de Isa!
hehehehe pobre tan liinda personita qe es :D
Bueno le qeda todaviia tiempo de vivir su viida al maxiimo!
Haii qe se termiine de iir esa ex noviia!
Bueh pasate x mii blog ii postea pronto!

Diiana Coriina ^_^ dijo...

Ohh po diosss!! Te mato!! Yo te mato adrea!! Me voy a mexicoo a matarteee!! Xdd nonmonooooo!! Awww que bellezaa de la nueva reggie!Oiie ya va que paso con isa!! Ella definitivamente no puiede morir!! Mis lagrimas quisieron salir a l leer que isa estaba en sus primeras quimios!! T_t!

MIL MIL MIL gracias mpor pasarte x mi blog!! De verdad graciiias!! OHh recomiendamee pliss!!


Byee saludooos y posteaa si como que prontisimoo okok??

Vane dijo...

Ahhh! Lindo cap aunque corto!! Pobree Isaa! Que no le le pase nada T.T Lindo header!! Me encanta! Como lo abra hecho?? :O Me pasare pronto x su blog a ver q tal!! Espero que pronto puedas subir el prox cap..
Saludos desde venezuelaa!!

Kimy Selsi Farias dijo...

pues si pense que era Papo xdd hahhahaahahaha me enga*nasts olle me gusto, fue muy lindo :D te invito a pasar x mi blog. tengo uno nuevo feliz comienzo d semana :D

Geeraal! dijo...

Me encanto el cap!
Sorry, paso rapido!
Besitoos! :).

Ella dijo...

bueno me encanta que te haya gustado el header que hice, jajaja y el cap estuvo bno pero porfavor ISABELA NO PUEDE MORIRes lo unico que todos pedimos.

Karina dijo...

WAAAAA!


Isa!! que no le pase nadaaaa!



ahhhhhh!


pobre de pablo.... yo no me imagino tener que sufrir algo asì....



adios....

(pasate por el mio y comenta siiiii? =D)

carlaa. dijo...

awww
lindo cap ^^

laura p dijo...

va muy bn y se puso interesante jejejej

publica pronto cdt


psdt: pasate por el blog de una amiga esta buenisimos...www.elangel-lucy.blogspot.com

Izzie dijo...

cap completo! me fascinoo! lo amo!! :D
tu sabes, lo de siempre, quedo encantada con tu historia<3
espero que escribas pronto
veinticinco! felicidades:)

Ella dijo...

completo es much better pero tienes que cambiar lo de la despedida elos no se puedfen separar y deja atras a la mal nacida de luisa

Vaal<3 dijo...

aaaah me encanto el cap:B
peroo que fastidioo con luisa/:
encerio que lo supere -.-amoo a papoo*-*(L)
es taaaan linndoo ii hermosoo i amorsoo(L)
diooos yo quieroo uno asi XD
me enc<anto el cap(:
publica rponto plis xD
cuidatee:B
Bss; Vaal<3

Andreα (: dijo...

que genial! Quiero leer más & más & más & más.. :)

Silvitax... dijo...

*.*.... gusto mucho mucho muchoooo.. xD... me encanto en serio este cap... el discurso de regi... la sorpresa de papo a ella.. ahi que lindo... me encanta en serio... pero tambien me entristese que pues ella se tenga que ir.. nu es justoooo pero ahi que seguir no... y la promasa de seguir queriendola aun si ella amara a otro, nungun chico lo diria en seri y si lo haria seria en juego.. :-/... por eso amo estas historias que nos hacen soñar e ir a un mundo distintoooo.. jijiji.. siguela andreita.. :-).. quiero seguir leyendo caps por caps de eta historia que me llena de muchas emociones.. :-)...
cuidate... XOXO... Atte: Silvitax...

Vane dijo...

Me encaaaantoo! No puedo escribir mucho pq el internet esta falando :(
Saludooos!

Anónimo dijo...

holaa me encantoo el cap. estuboo buenisimoo no veoo la hora en qe luisaa se vallaa asii no molestaa a reginaa ..!! tambiien te keria deciir qe estariaa bueno en la historia qe alla capitulos contadoos poor otroos personajes como poor ejemploo una qe narre pabloo por como se siente con luisa qe lo persiguee por isabela qe inicio el tratamientoo o puede ser un cap. narrado por luisa qe digaa qe piensa de regina o poor qe no se qiere separar da pabloo..!!! mee encantaa tu bloog y amooooo la historiaa!!

alex!! dijo...

me encanto el capitulo!
espero puedas escribir pronto :)

alexis*